Las 6 razones para que te dejen hacer un Curso Escolar en el Extranjero

Estudiar en el extranjero

Si hiciéramos una encuesta de cuál es el deseo de la mayoría de padres del mundo, la respuesta unánime sería, que sean felices, que encuentren una buena pareja y un buen trabajo.

Los padres quieren lo mejor para sus hijos y mientras están bajo su tutela, se esfuerzan en darles los mejores estudios y oportunidades para su preparación al futuro.

Hace pocos  años, la aspiración de los jóvenes era tener una Carrera. Con el título de Licenciado se accedía a muy buenos puestos de trabajo. Actualmente, aparte de los estudios Universitarios se necesitan Masters, cursos de especialización, prácticas y conocimiento de idiomas. En muchas Universidades se exige un nivel de inglés determinado para obtener el título de licenciado.

En un mundo globalizado, donde cada vez hay menos fronteras, se hace imprescindible el estudio de idiomas.

El inglés se ha convertido en la lengua global. Dominar este idioma te abre muchas posibilidades de encontrar mejores trabajos aquí y en el extranjero.

Es lógico que los padres nos vean siempre como sus pequeños y cuando planteamos la posibilidad de estudiar en el extranjero durante un largo período de tiempo fuera de sus casas, se sientan reticentes y valoren muy a fondo los pros y contras.

En este blog te vamos a dar una serie de pautas o consejos con los que preparar la conversación con tus padres y convencerles de que tu propuesta de hacer un curso escolar en el extranjero es una buena idea que redundará en beneficios para todos.

Los 6 puntos fuertes  de realizar un curso académico en el extranjero:


Descubrir un país y cultura diferente

Estudiar en otro país durante un largo periodo de tiempo hace que descubras otras formas de vida. Cada sociedad tiene sus propias particularidades y conocerlas te enriquecerá y ayudará a entender mejor el funcionamiento del mundo.

A veces no vemos más allá de nuestra pequeña burbuja. Salir y estar fuera ayuda a ampliar perspectivas y saber que el mundo es mucho más que nuestro entorno más cercano.

Nuestros padres saben mejor que nadie que el conocimiento también se adquiere por experiencias. Ellos nos han llevado de viaje y se han esforzado en enseñarnos otros sistemas de vida. Esto enriquece nuestro conocimiento y sin lugar a dudas nos hace más empáticos y abiertos a otras formas de actuar.

El estar en otro país durante unos meses , te dará también la oportunidad de viajar y ver lugares diferentes. Es bueno que lo aprovechemos porque será una experiencia única y a veces irrepetible.

Aprender un idioma como un nativo

Todos sabemos que hablar otro idioma no se consigue sólo con ir a clases a una academia.

En el colegio nos dan nuestras primeras nociones, nos apuntamos a escuelas de idiomas  para seguir mejorando el nivel y en ocasiones nuestros padres nos mandan en verano a estudiar a otro país.

Todo ello ayuda a conocer mejor y la lengua que estamos estudiando pero no nos da una fluidez y dominio como un nativo.

Estudiar un curso en el extranjero sí que supone un gran avance en el idioma del país que visitamos y muchas veces puede representar un paso trascendental para dominarlo.

Está estudiado que un idioma se aprende mejor cuanto más pronto se empiece a estudiar y practicar. La edad a la que solemos ir a estudiar un curso entero en el extranjero es idónea para adquirir una gran fluidez.

En esta experiencia tendremos ocasión de ir a clase con estudiantes nativos, compartiremos charlas y salidas con ellos, nos impartirán las clases en ese idioma y muchas veces viviremos en casas con familias que estarán hablando su lengua y con las que tendremos que entendernos.Todo lo que nos envuelve , medios de comunicación, transporte, información en general estará expresado en el idioma del país,con sus giros y jergas originales. Me atrevería a decir que con  poco esfuerzo de nuestra parte nos veremos inmersos en una situación en la que es casi imposible no adquirir unos conocimientos altísimos de esa lengua.

Por supuesto, dependerá de nosotros que el nivel adquirido sea más o menos alto. Es aconsejable que si nuestros padres hacen el esfuerzo de mandarnos fuera nosotros pongamos de nuestra parte una actitud positiva y activa para que el tiempo que pasamos fuera nos lleve a ser bilingües.

Conocer y estudiar a través de un sistema educativo distinto

Esta experiencia comportará una serie de cambios que harán que salgas de tu zona de confort.

Sin lugar a dudas estudiar bajo un sistema educativo distinto al habitual hará que tengas que aplicarte más al principio y estar atento a las diferencias. Este curso supondrá la inmersión total en otra lengua y en otro sistema educativo.No es sólo acostumbrarse a nuevos estilos académicos. A la  larga te ayudará a entender otras formas de operar que te serán muy útiles en el futuro cuando estés trabajando. Finalmente  hay que señalar que los sistemas educativos de Inglaterra, Irlanda o Estados Unidos tienen unos niveles educativos muy elevados. Normalmente los colegios que ofrecen estas posibilidades son centros altamente cualificados que aparte de las enseñanzas académicas ofrecen la posibilidad de la práctica de deportes y clases extraescolares que ampliarán tus  conocimientos y aptitudes.

Hay que estar abiertos a cambios y a nuevas formas de estudiar que ampliarán tus horizontes y te darán herramientas para el futuro profesional no tan lejano.

Hacer amigos para siempre

Otra consecuencia de estudiar durante un curso en el extranjero es que tendrás la oportunidad de conocer gente nueva. Totalmente fuera de tu círculo habitual de amistades. Y no sólo conocerlos sino convivir durante muchos meses con ellos y forjar unos lazos que durarán en el tiempo.

Muchas veces oímos  a los mayores que las amistades más duraderas son las que formamos cuando somos jóvenes y compartimos experiencias vitales que nos marcan. Estar alejado de tu familia durante un período largo de tiempo hará que te unas más a los que te rodean en esos momentos y que se conviertan en personas importantes para ti.

Todos sabemos que crearse una buena red de amigos y contactos, aparte de lo que te aportará durante tu estancia en el extranjero, puede ser muy útil en el futuro cuando empiece tu vida laboral.

No desaproveches la ocasión para hacer nuevos amigos que te acompañen durante toda tu vida.

Adquirir una mayor madurez e independencia

Como ya hemos comentado antes, estudiar fuera de tu casa y de tu colegio durante un año, representa salir de tu entorno protegido que conoces y ponerte en situaciones donde no sabrás muy bien cómo actuar.

Enfrentarse a este reto significa tener que tomar decisiones por ti mismo y actuar sin el respaldo de padres y amigos.

Tendrás que estar más atento a lo que te rodea y crear mecanismos para moverte sin el apoyo paterno. Sin ninguna duda, esto te llevará a adquirir mayor madurez e independencia.

Transcurrido este año estamos seguros de que te habrás convertido en una persona más segura y con más capacidad para enfrentarse a los avatares que se presentarán delante tuyo a lo largo de tu vida.

Abrirte a muchas más posibilidades en el mercado laboral.

Empezábamos el blog hablando de lo que quieren los padres para sus hijos. Qué es lo que les mueve a darnos estudios y proporcionarnos experiencias que ayuden a nuestra formación.

Sin duda alguna, su objetivo en el plano formativo y profesional es prepararnos y darnos herramientas  encaminados a que consigamos buenos trabajos que nos permitan salir adelante con éxito.

Hacer un curso académico en el extranjero te proporcionará un nivel de inglés muy valorado en las entrevistas de trabajo a las que te presentes.

El mercado laboral exige cada vez más el conocimiento de idiomas y en este caso, la posibilidad de trabajar y expresarse de forma fluida en varias lenguas te dará un plus muy valorado.

En un mundo cada vez más global, el mercado laboral se ampliará pues no sólo tendrás oportunidades de trabajo en tu país sino también en el extranjero.

Finalmente y no menos importante, el poder demostrar que has estado un tiempo viviendo apartado del núcleo familiar te confiere un grado de autonomía, madurez y capacidad de reacción ante circunstancias inesperadas que muchas empresas valoran de forma muy positiva para enfrentarse a los retos que seguro se presentan en tu puesto de trabajo.

Desde aquí te deseamos mucha suerte y esperamos que estas líneas te ayuden a hablar con tus padres y convencerles de los beneficios de cursar un año escolar en el extranjero. Animo y adelante !!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Abrir chat
1
¿Necesitas Ayuda?
Hola!